Recurso 1.png
 

Con Esperanza

Hoy en día el llamado que nos hace Dios es a la Santidad y nosotros debemos escuchar ese llamado y salir a cumplir nuestra misión como católicos.

Cuando un misionero visita una zona, comparte con la comunidad y muestra la cara de la Iglesia, una Iglesia que es joven, que está viva y tiene mucha energía, lo cual crea esperanza en las personas, una esperanza que se propaga en los dos sentidos, tanto en los voluntarios que ven el sentido de su misión como en las comunidades que se alegran al saber que Cristo sigue vivo en los demás.

Con Valentía

No es fácil la decisión de salir de la casa y propagar el mensaje de Cristo, para ello es necesaria la valentía de cada uno, esa valentía de ir contracorriente, de caminar en el sentido opuesto a las masas, de ponerse los zapatos y salir del sofá. Porque no es valiente el que no le teme al peligro, sino aquel que a pesar de todo su temor y la incertidumbre que se le presenta, sale y se enfrenta el peligro, sabiendo que la razón por la cual lo hace es la correcta. La valentía para un católico requiere reconocerse pequeño y débil ante el mundo, pues eso nos permite comprender que solos no podemos, que necesitamos descansar en Cristo; volver nuestra mirada a Dios quien nos impulsará, motivará, guiará y sostendrá en todo momento y ante cualquier situación. Valentía es atreverse a confiar y entregarse por completo a los planes de Dios.

Sí a la voluntad de Dios

Énfasis